La Primavera

“En cierta galaxia existía un planeta sin vegetación, en la que vivían miles de personas dentro de una gran esfera que le protegía de los intensos rayos solares y les fabricaba oxígeno.

En este planeta había una niña a quien le gustaba leer cuentos de hadas y se deleitaba una y otra vez en la biblioteca observando bellas ilustraciones.
¡Qué hermosos debieron haber sido tantos colores, tanta vida!

Cierto dia pudo llegar a donde nadie podía ir, la bodega astral, y no podía creer lo que veía:

¡Un libro único! ¿Qué podría contener? se preguntó.

Tanta fue su curiosidad que corrió a tomarlo, al abrir su primera página encontró una pequeña flor marchita que le pareció hermosa, la acercó a su rostro y pudo percibir el aroma…

¡ Qué hermosa! y
¡Qué rico huele!
¿Qué clase de flor podria ser?…

-Es una rosa-, contestó una viejecita que pasaba por alli.

La niña dijo:
-Como me gustaría poder verla viva!-.

-¿Te gustaria eso?-preguntó la viejecita al momento en que se convertía en una hermosa hada.

-¡Si, lo deseo con todo mi corazón!- exclamó la niña.

-Bien, entonces desde hoy en adelante tú serás la encargada de velar por la naturaleza, los árboles y las flores.
Desde hoy tu serás el Hada Primavera-”.

[Cuento: Ana Guadalupe Pérez Lomeli]
[Modelo: Mi sobrina Blanca, ¡lo que vales princesa!]

hada de la primavera alas mariposa blanco y amarilloblanca2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>